top of page

Toques de Reggae - Entrevista a Daniel Vigo "Willow Man"

Palcast Red de Podcasters



Intro: Bienvenidos a "Toques de Reggae". Mi nombre es Daniel León, productor de sonido, y en este capítulo hablaremos con Daniel Vigo, más conocido como “Willow Man”, guitarrista, baterista y productor musical en diversos proyectos del género, principalmente “La Renken”, “Los Calypso”, “Los Phillips”, La I-nity Band, Laguna Pai y otros.


Conversaremos con él sobre su experiencia como productor musical, como músico, sus influencias, algunas anécdotas también. No se pierdan esta entrevista, que realmente está muy interesante y muy divertida. Espero les guste.


Daniel León: Hola Willow Man. Bienvenido a nuestro podcast “Toques de Reggae”. Gracias por estar acá y de verdad es un placer que hayas podido participar en esta entrevista.


Willow Man: Gracias a ti Daniel por la invitación, es un gusto conocerte también; súper chévere, buena onda.


Daniel León: Excelente. Gracias, Willow. Cuéntanos, por favor. ¿Cómo fue tu primer acercamiento a la música y en específico al reggae?.


Willow Man: La música creo que viene por parte de casa. Mi tío tenía una guitarra y paraba tocándola siempre, y siempre había música dentro de diferentes estilos. Mi papá escuchaba bastante música criolla, bastante música peruana, mi mamá escuchaba bastante pop rock, cosas así. Además, mi primo mayor, siempre tenía sus casetes, sus discos y me rotaba música y yo me robaba sus casetes, creaba nuevos mix, y creo que así empecé a curiosear en la música.


Me acuerdo bastante que mi primo ha influido mucho en mi formación musical, porque él me pasaba discos de Eric Clapton, Santana, Bob Marley también me pasaba cosas de Megadeth, Metallica, y ahí yo iba eligiendo lo más chévere, lo que más me gustaba en esa época, y me quedaba con Hendrix, con Clapton, LED Zeppelin, con Bob Marley, obviamente. Y así poco a poco, iba armándose un árbol más grande, cada vez se iba buscando más cosas que escuchar también, no solamente clásico, sino también de esa época, por ejemplo estaba los Red Hot Chili Peppers, Pearl Jam, cosas así. Entonces, creo que tengo un amplio repertorio de influencia, por así decirlo. No me quedé solamente en el reggae o solamente en el rock, sino que siempre he estado abierto a escuchar muchas cosas.


A través de mi cole también comencé a tocar guitarra, si bien en mi casa ya había una guitarra, no es que no sabía tocarla, mi tía me enseñaba cosas muy pequeñas, muy chiquitas, pero en el cole creo que se me dio una buena formación musical. Comencé tocando bombo, cajón y luego agarré la guitarra y se me hizo muy fácil reconocer algunos acordes, incluso sacar las melodías; escuchaba y más o menos sabía un poco la nota o por dónde iba.


En el cole me acuerdo que tocábamos música folclórica, lo que me encanta y me encantó desde que la escuché y creo que eso me dio una base rítmica sólida, porque el folclor es súper complejo, tiene muchos contratiempos, tiempos en cinco, tiempos de uno, tiene bastante cosas compuestas, súper bonito y aprender de esa forma creo que ha sido súper esencial en mi vida. Y el reggae también llegó por parte de mi primo, por como te digo, me pasaba esos casetes y me pasó el álbum “Exodus” de Bob Marley, y no sé por qué no me gustó mucho ese disco al comienzo, escuché otro casete que me pasó, que tenía dos temas más antiguos tipo Soul Rebel, Melo Mudd, temas así de early reggae una onda más roots y me encantó esa base súper folklórica justamente, el "Exodus" estaba un poquito más al rock, no es que no me gustaba, sino que tenía otra onda.


Lo primero que me pegó fue esa onda así de roots de “The Wailing Wailers”, ahí comenzó la pegada del reggae. A mi primo le prestaban siempre discos, entonces a través de eso fue el canal para yo hacer mi mixtape, me quedaba con los casetes de Bob Marley no más, pero diferentes discos. Entonces, primero pegadazo con Marley y poco a poco fui investigando un poco más a Peter Tosh hasta The Wailing Souls, etc., y un montón de los que hay.

Ahora, no me gustó mucho el reggae moderno en esa época, de chibolo, no me gustaba mucho lo noventero, viviendo en los 90’s, no me gustaba esa onda porque me parecía muy electrónico para hacer reggae. Yo decía: “el reggae tiene que ser roots”. Entonces, no me pegué mucho por la onda moderna, ahora sí que me encanta, pero bueno, así comenzó.


Daniel León: Buenazo, claro. De hecho, es algo muy frecuente entre las personas con las que hablo sobre este tema, que su entrada al reggae fue por Bob Marley y a través de una influencia familiar. O sea, en mi caso también fue bastante parecido, fue mucho tiempo que escuché solo Bob Marley en cuanto a reggae, hasta que en algún momento se me abrió la paleta de otros artistas que me hicieron descubrir cosas nuevas. Pero la verdad que Bob Marley de alguna manera para muchos ha sido la entrada, es algo bien loco y que bueno, en mi caso todavía lo escucho casi siempre.


Willow Man: Claro, siempre es muy presente.


Daniel León: Hablando más del reggae Willow. Nos podrías comentar en términos musicales para ti, ¿qué es lo más esencial del reggae? o algunas de las cosas, porque obviamente es difícil resumir pero tal ves algunas características más importantes del reggae.


Willow Man: Creo que para muchos es el bajo y la batería, creo que el reggae es eso básicamente, el “drum and bass”. El juego que tienen ambos, es algo muy rico. Yo que toco con Telmo Jáuregui, que es un colega con el que trabajo hace tiempo, hay como una especie de magia, porque ya sabemos dónde vamos a parar, donde es que vamos a hacer un corte; algo pasa, pero sin vernos o viéndonos ya sabemos el momento para toca o hacer lo que sea, te deja bastante aire también, te deja fluir bastante en el ritmo -no necesariamente tienes que hacer lo mismo- te deja jugar bastante. Entonces, creo que es la base principal del reggae, el “drum and bass”, ambos, no es que uno sea primero, ni uno ni el otro.


Daniel León: Esa unión, no necesariamente del bombo con el bajo, sino de todo el ritmo de la batería con el bajo.


Willow Man: Claro, está los juegos del ton, los juegos de la tarola, como te digo, no es el mismo patrón siempre, sino hay pequeños jueguitos.

Daniel León: Claro, y es bien loco porque no hay una fórmula única para eso, porque no es que el bajo siempre esté con el bombo como es en otros estilos, sino que puede ser una melodía, o a veces puede ser simplemente marcando el bombo; es bien variado.


Willow Man: A mí lo que me llamó bastante la atención del “drum and bass”, es que particularmente no tienen un punto base, un punto tierra, sino como que pueden comenzar en el aire o en el 3 o en el 4. Ponte, el bajo puede hasta no tocar y la batería estár ahí, entonces, como que hay una comunión súper bonita, como te digo, no necesita que comience en el uno o que sea como el rock que es súper repetitivo, siempre recto, si no es súper al aire, creo que eso es lo que me impactó.


Daniel León: Bacán, totalmente de acuerdo. Un poco para ahondar en tu experiencia como músico y como productor de reggae, cuéntanos ¿cómo ha sido tu trayectoria en este género?.


Willow Man: Bueno, yo comencé con “La Renken” hace poco más de diez años y creo que el estudiar música me dio un poco más la onda de saber que se puede hacer y qué es lo que puede funcionar. Entonces, a raíz de eso es que comencé poco a poco a dirigir la banda, a ver qué arreglos se hacían, a ver qué tipo de patrón se iba a utilizar para cada ritmo. Nosotros comenzamos con música instrumental, lo cual nos permitió fluir de muchas maneras, sin necesidad de tener una voz que nos diga cuándo cambiar, cuándo hacer esto, sino la voz eran las guitarras, el bajo, piano.


Creo que eso significó bastante para el crecimiento como productor y director, porque como te digo, me daba cuenta que era lo que no estaba funcionando, que funcionaba bien, que sonaba rico, que no, de repente un poco más de espacio en el bajo, etc., cosas que son bien detallosas del reggae. Entonces, lo que yo hice fue estudiar el reggae por mi cuenta de muchas maneras, para esto “La Renken” comenzó en mi barrio, somos tres primos hermanos y dos patas del cole los que comenzamos. En el barrio se hicieron más “collera” y fuimos pasándonos música, un montón de reggae que nos descargábamos en esas épocas, en el 2005, 2004 estaba el boom del “Megaupload” donde descargabas todo, todo, todo, y no pasaba nada. Siempre nos contábamos, yo tengo esta canción, yo tengo este disco, nos rotábamos -digamos- y nos juntábamos a escuchar.


A mí se me hacía muy fácil ver el espectro de la música, qué es lo que hacía cada instrumento, como reaccionaba de acuerdo a un arreglo de guitarra o de batería. Entonces, creo que es un estudio que se tiene que hacer para especializarte en algo, y a través de “La Renken” es que fui probando producir porque yo no estudié producción ni nada de eso, simplemente me salían las ideas y para mí estaban bien, están bien todavía, pero ya depende mucho de los oyentes.


Comencé tocando batería en “La Renken”, luego me pasé a la guitarra -estudié guitarra- y luego poco a poco fueron llamándome amigos de otras bandas para formar parte de ellas. En un inicio me pasó la voz Telmo para hacer un proyecto de new roots que se hizo en el 2012, 2010 más o menos donde toqué batería y a raíz de eso es que con Telmo hemos empezado a trabajar en diferentes proyectos. Él me ha pasado la voz también para tocar en la I-nity band, que es una backing band donde hemos tocado con muchos maestros pioneros del reggae como The Abyssinians, Clinton Fearon, Anthony B, Andrew Tosh, un montón de músicos. Yo agradezco, de verdad, esa oportunidad y esa experiencia súper, súper grande, súper enriquecedora de estar como una esponja ahí y ver que te dicen, como hablan, ya de por sí te transmiten esa energía.


Bueno, poco a poco van llamando diferentes bandas, también me pasaron la voz “Los Phillips” para ser su baterista, ahí se formó “Los Calypso” y luego unos proyectos más que me han pasado la voz para grabar algunas tocadas, con “Tierra Sur”, he tocado con “La Mente” en muchos proyectos también, aparte de mis bandas, como músico de reemplazo. Y cuando ya hemos hecho el segundo disco con “La Renken”, que ha sido netamente producido por mí, o sea, los arreglos, la dirección, si bien yo no sabía mucho la onda de las computadoras de como grababan eso, tuve un súper amigo, que todavía lo tengo, es Brian Peso, con quien hemos trabajado a partir de esas épocas, habrá sido del 2013 hasta ahora, es como mi mano derecha cuando producimos algo.


Yo lo conocí a través de la comarca con Tato del Campo también, que fue el que mezcló nuestro segundo disco y creo que a raíz de esas grabaciones es que yo me di cuenta que podía producir de cierta manera, y bueno, luego hemos grabado también casi a la par con “Los Phillips”. Yo no produje ese segundo o tercer disco de “Los Philips”, pero vi varios tips, video y varias cosas, como en referencia a los grubbs cosas así, sobre qué patrones debería haber. Hemos trabajados más singles con “La Renken” que fueron “Playa Legal”, “Quiero verte”, que todavía no sale pero va a salir pronto, ya tienen unos años ahí en espera, luego hicimos unas sesiones en instrumental. En mayoría, más que nada he producido a “La Renken” y ahora hemos comenzado a grabar, ya desde el año pasado, a los Phillips, ya como productor y bueno nos agarró un poco la cuarentena, y nos ha dejado un poco en el aire también.


De hecho, nos tomamos bastante nuestro tiempo también en grabar, en tener todas las cosas bien claras. Yo, por lo menos para entrar a grabar, siento que la canción tiene que estar muy, muy clara; no podemos entrar a grabar algo que está muy fresco. Para mí no tiene mucho sentido grabar algo que esté muy fresco, a menos que la primera impresión ya sea lo que necesitamos o lo que buscábamos. Yo siempre me tomo bastante tiempo en los detalles, en pensar que puede ir, que no puede ir. Por ejemplo, cuando hemos grabado ahora último “El misterio del fuego” con “La Renken”, nos tomó un año en producirlo, solamente en ese tema hemos puesto un montón de cosas, hemos quitado un montón de cosas, le hemos dado tantas vueltas, y al final creo que ha salido un producto súper, súper bacán que lanzamos a inicios de este año y estamos muy felices por el resultado.


(Se escucha la canción “El misterio del fuego” – La Renken)


Willow Man: El año pasado lanzamos otro single también, que se llama “Una Isla”, el tema que lanzamos primero como que estábamos un poco apurados por el tiempo de lanzamiento, entonces a partir de ahí dije no, acá las cosas las tenemos que hacer con tiempo y dedicación, no importa que nos tome dos años, tres años, la cosa es que salga bien. De hecho, es un poco loco también porque la gente espera algo de ti, que salga ya, y preguntan ¿para cuándo el nuevo disco?, pero es paciencia y estar ahí chambeando las cosas.

Daniel León: Sí, totalmente de acuerdo. Cada persona, cada músico, cada banda y cada productor tienen su manera de trabajar. Hay gente que le gusta ir, no necesariamente a la apurada, sino de una manera muy espontánea y que quede como quede, y siguen con el siguiente y también es válido tener todo muy claro, y estar muy seguro de lo que se va a hacer antes de ponerse a grabar. Yo creo que ambas maneras son válidas, pero uno tiene que encontrar la suya y hacerlo así, al final creo que de cualquier manera sale bien, si es que uno lo hace a su manera ¿no?.


Cambiando un poco de tema, quisiera que nos cuentes, además de Bob Marley, ¿qué otro artista clásico o un artista que tú de alguna manera hayas digerido bastante y que ya no esté, un clásico que extrañes, que se te venga a la mente?.


Willow Man: Hay varios en verdad, lo que pasa es que el reggae es tan amplio y tan rico que es difícil elegir. Yo me quedo bastante con el reggae instrumental porque lo escuché mucho y escucho todavía, y hay muchos guitarristas, tecladistas que me han gustado, entre algunos conocidos, súper clásico, es Jackie Mittoo y luego puedo partir por Lynn Taitt que es un guitarrista increíble, Willy Lindo, que son netamente instrumentales, pero que no solamente han trabajado en instrumental, sino son parte de diferentes cantidades de discos como guitarrista rítmico, como lick guitars, como tecladista, incluso como productores.


Entonces, yo siempre tenía el afán de ver en las portadas de los discos, en la parte de atrás para saber quién tocaba, quién hacía que, quién era el genio de la cosa -por así